El dato de Producto Interno Bruto para Colombia en el 2023, que se conoció la semana pasada, dejó clara una realidad en el escenario económico del país y es que cada vez hay menos margen de maniobra para evitar caer en recesión técnica y que urge un plan de reactivación económica.

Si bien por ahora se evitó quedar en un punto desfavorable, no hay que pasar por alto que apenas fueron tres puntos porcentuales los que evitaron que la economía quedara con saldo en rojo por dos trimestres consecutivos y de esta manera se pudiera conjurar la tan temida recesión.

Un dato que sin duda prendió las alertas llegó desde el Centro de Investigaciones Económicas Anif, cuyo presidente José Ignacio López, sostuvo que el sector público sigue salvando la patria, ya que sin el aporte que hace a la economía, Colombia no hubiese podido escapar de un resultado muy desfavorable.

El PIB, excluyendo el sector de administración pública, lleva tres trimestres consecutivos con tasas de crecimiento negativo. Una definición típica, aunque discutible, es que dos trimestres consecutivos de contracción señalan una recesión. Con base en este criterio, el sector privado estuvo en recesión durante 2023”, dijo este analista.

Esta teoría va de la mano con los datos del Dane que indican que construcción (-4,2%), industrias manufactureras (-3,5%) y comercio (-2,8%); que terminaron con los desplomes más fuertes, fueron los ‘rajados’ durante todo el año. Estos tres sectores lastraron el PIB, ya que aportaron una variación de -0,2 puntos (construcción), -0,4 puntos (industria) y -0,6 puntos (comercio);respectivamente según el Dane.

Por otra parte, Luis Fernando Mejía, director ejecutivo de Fedesarrollo, dijo que aunque el país escapó por poco de una recesión, no pudo hacerle el quite a la estanflación. Esto haciendo referencia a los estragos que la inflación sigue generando en la dinámica económica, pese a que lleva varios meses a la baja. “Tenemos un estancamiento del crecimiento (0,6%) con alta inflación (9,28%). La certidumbre en las reglas de juego, la prudencia fiscal y la eficiente ejecución del presupuesto serán claves para salir de este muy mal equilibrio. Subir el crecimiento dependerá esencialmente de la capacidad de aumentar la inversión, que está en mínimos de 18 años”, explicó.

Respecto a la forma de cómo abordar los sectores que no despegan y mantienen el mal paso desde hace más de seis meses, los analistas que hablaron con Portafolio coincidieron en que todo arranca desde la inversión, que también presentó números en rojo y en el consolidado del 2023 quedó con una variación del -26%.

Cabe recordar que el dato anual del PIB para Colombia fue del 7,3% en 2022, del 10,08% en 2021 y del -7,2% en 2020. Este último es el más bajo en toda la historia del país, aunque para ese momento los colombianos pasaban por su peor momento en materia económica por la pandemia. Uno de los pronunciamientos más vehementes llegó por parte del Consejo Gremial Nacional, que se mostró bastante preocupado por esta coyuntura que reafirmó que el 2023 fue un año de poco movimiento para la economía.

Llama la atención que la dinámica observada en el sector construcción se explica principalmente por la caída que registra en el subsector de obras civiles, el cual decreció 12,3%. La demanda interna cayó 3,8% y la inversión presentó una preocupante caída de 24,8%. Si a este comportamiento le sumamos el bajo nivel de ejecución presupuestal que se registró el año pasado nos encontramos ante un panorama muy negativo que requiere de medidas urgentes en materia de reactivación económica”, dijo el Consejo.

Ante esto sugieren arrancar por la implementación de propuestas de cada uno de los sectores económicos que hoy registran crecimiento negativo y la adopción de una política monetaria y fiscal que estimule la reactivación económica.

El exministro de Hacienda Mauricio Cárdenas indicó que otro dato relevante que da pistas sobre el punto de arranque para reactivar la economía está en el discriminado de los recursos que actualmente se están invirtiendo, tanto desde el sector oficial, como desde la empresa privada.

La tasa de inversión (porcentaje del PIB que se invierte) es mi mayor preocupación económica actual. Su nivel actual es 12,8%, lo cual es muy bajo, insuficiente para que la economía pueda crecer. Lo normal es que sea 25%. Si no hay inversión no hay futuro”, dijo.

Por último, Fasecolda hizo un llamado para que el Gobierno se haga varias preguntas antes de iniciar cualquier plan de reactivación. La primera de ellas es por qué los sectores de minería y construcción no se han recuperado a los niveles prepandemia, resaltando que “esto pasa por problemas que vienen de atrás, como las dificultades en obras de infraestructura por las consultas previas y las licencias ambientales”.

En segundo lugar, porque se estancó un sector como el agropecuario, cuando los precios internacionales de los productos básicos fueron muy favorables, y cuando los precios de los alimentos alcanzaron ritmos de crecimiento del 28% en Colombia; deben ser problemas muy serios los que hay detrás de la pobre respuesta a estas oportunidades”, agregó.

Estos analistas cerraron diciendo que a esto hay que adicionar cuáles han sido los efectos de cambios en las reglas de juego, especialmente en materia tributaria, tras las reformas.

Hacer frente a un posible repunte de la informalidad

La Cámara de Comercio Colombo Americana también presentó sus propuestas de reactivación y dijo que, lo más importante, es que el Banco de la República disminuya las tasas de interés a un ritmo más acelerado.

Solo así podremos reducir los costos de productividad y estimular el consumo de los hogares colombianos. Dentro del llamado que el Gobierno viene formulando para la construcción de un gran acuerdo nacional, y si queremos defender el empleo, la reactivación económica a través del trabajo conjunto entre lo público y lo privado debe ser la prioridad más importante”, dijo la directora de AmCham Colombia, María Claudia Lacouture.

Y agregó que es importante que tanto empresarios, como el Gobierno, muestren una disposición inmediata para “trabajar de la mano en este gran acuerdo por la reactivación económica”, alegando que entre más tiempo pase, será más complejo evitar una crisis.

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here