Solo dos EPS grandes y tres pequeñas tienen sus cuentas al día de los recursos que destina el Estado para la atención en salud de los pacientes. Serían las únicas que se salvarían de una liquidación o intervención por parte del Gobierno nacional al no cumplir con los requisitos de ley.

La Contraloría realizó un análisis de las reservas técnicas de 26 EPS que aportaron información, de las 29 que estaban activas ante el Ministerio de Salud en agosto de 2023. La mayoría estarían incumpliendo con los requisitos para operar que son contar con el capital mínimo, el patrimonio adecuado y el régimen de inversión de las reservas técnicas.

Este último requisito se refiere a una especie de ahorro que deben realizar las aseguradoras para garantizar recursos para la atención de los pacientes, así como la sostenibilidad del sistema y contar con un respaldo en caso de iliquidez. Estos dineros deben ser invertidos para contar con rentabilidad

En ese aspecto, de acuerdo con el análisis del ente de control, solo cumplen cinco EPS en el país que soportaron las inversiones de las reservas técnicas, tanto en términos de provisión y de inversión. Este grupo de aseguradoras reúne más de 10 millones de afiliados en diferentes regiones del país.

Las EPS que cumplen son:

  • Salud Total EPS (4´687.783 de afiliados)
  • Sura EPS (5,279,404 afiliados)
  • Comfachocó (171.319 afiliados)
  • Capresoca (157.095 afiliados)
  • EPM Salud (7.672 afiliados)

Las otras 21 EPS que analizó la Contraloría no cumplen con la provisión ni la inversión de las reservas técnicas, por lo que acumulan una deuda de 12.4 billones de pesos. Solamente 1.3 billones del rubro se encuentra sustentado en inversiones.

Las aseguradoras que han incumplido equivalen al 80,7 % de las entidades del país, lo que constituye, para la Contraloría, un grave riesgo para el sistema de salud debido a que no cuentan con garantías para atender sus obligaciones en salud, así como tampoco cumplen con las obligaciones de ley.

Sin embargo, hay otros aspectos en los que estas cinco EPS se rajan, según el informe del ente de control. En cuanto a los estados financieros satisfactorios en términos de liquidez y solvencia, lo que garantiza que tienen capital suficiente para sostenerse, solo cumplen 10 entidades.

Dentro de ese grupo, de las cinco que cumplieron el régimen de reservas técnicas, solamente se encuentra Salud Total que de acuerdo con el análisis de la Contraloría, entregó soportes a satisfacción para los indicadores de liquidez y solvencia, con una cartera total (deuda) de $738.855.262.059.

“Por su parte EPM (Entidad Adaptada), tampoco cumple con el indicador de liquidez, pero sí el de solvencia (1,87%), lo que indica que, si entrase en proceso de liquidación, tendría como responder y cubrir el total de sus pasivos con sus activos”, señaló el ente de control.

Tanto Comfachocó, Sura y Capresoca se encuentran dentro de las 15 EPS que tienen deudas con las IPS y que no cumplen con indicadores de sostenibilidad financiera. Estas acumulan un total de cartera de $3.334.340′236.557 del cual el 51% lo concentran Famisanar, Sanitas y Emssanar.

“Salud Bolívar, Fundación Salud Mía, EPM Salud, Coosalud, Aliansalud, Ferrocarriles Nacionales, Capital Salud, Mutual Ser, Anas Wayuu EPSI, Salud Total EPS y Nueva EPS. Son las mismas aseguradoras que presentan indicador de liquidez satisfactorio, lo que permite concluir que su situación financiera es satisfactoria y pueden garantizar la prestación del servicio de salud a sus afiliados”, señaló la Contraloría.

Mario Cruz, vicepresidente técnico de Acemi, señaló que la deuda de reservas técnicas no es de 12 billones, sino de 5.5. Según él, las aseguradoras no han podido ahorrar debido a las deudas adquiridas en pandemia, tras la cual se aumentó la demanda de servicios de salud. Además, sostuvo que el Gobierno también debe recursos, que la Contraloría estima en tres billones de pesos.

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here